Seguidores

12/11/15

Así como cuando no sabes si es un escrito de su autoría o extraído de algún lugar, pero lo que sabes es que te llega tanto que deseas darle el toque y archivarlo en tus escritos para recurrir a el cuantas veces sea necesario y alimentar el alma recordando que por fin, a pesar de ir y venir, llega alguién a darte estabilidad; no se si momentánea o duradera pero en el ahora, en el presente; pienso y digo que él llegó para quedarse y hacerme quedar.
""
...

La primera vez que sentí amor pensé que desfallecería.
La segunda vez también.
Me di cuenta de que lo hermoso del amor es que, con cada oportunidad que se le da, es como si se te fuera la vida misma para descubrir, más tarde, que no era así. Pero que la sensación se vuelve una clase de adicción que empieza y termina repetidas veces.
Tal vez sólo somos adictos a la sensación de estar enamorados. Y no a las personas que nos lo provocan.
Yo, por eso, ando buscando aquel que me genere adicción al mismo tiempo que amor. Para perder la loca costumbre de ir y volver. Quiero quedarme esta vez. ©


8/7/15

Hazle caso a tu sonrisa


Las cosas no pasan porque si, el destino se las ingenia para que vivas lo que tienes que vivir.

En esas experiencias buenas guardas momentos mágicos que recuerdas con un suspiro, en aquellas no tan buenas quizá guardas un recuerdo que pasa como un trago amargo, debido a lo vivido puedes perder la fe, puedes estar prevenida y es normal.

Pero cuando te das cuenta que al quitarte la barrera puedes volver a soñar, a reír, a sentir; entonces descubres como aunque hayan actos que te hagan sospechar lo único que tienes en tu mente es un pensamiento de felicidad.

¡Salud por esas personas que llegan a reconstruir las ruinas que tenemos en el corazón!

¡Esas personas que te transmiten alegría, magia y sentimiento!

Pero no todo es celebración, somos consientes de que la cuerda se afloja al pensar que no conoces muy bien a esa persona, es normal que estés prevenida pues quieres evitarle al corazón un sufrimiento otra vez, pero no puedes evitar sonreír. Por eso reconoces que poco a poco y paso a paso puedes templar la cuerda, pero ten cuidado, recuerda que el dicho dice "ni muy floja" pero "ni muy templada"

Deja el pasado atrás, es hora de volver a comenzar, de volver a creer, de dejar a un lado las tristezas de la vida.

Sabes que habrán problemas, que llegará la oscuridad; pero sabes que será mas llevadero si le haces caso a tu sonrisa, a la larga lo único que importa es eso, la felicidad del alma, los suspiros del corazón, los momentos únicos y originales que crean juntos para extrañarse, para sonreír y matarse poco a poco.

 

4/6/15

SOÑADORES


A  Los soñadores solo nos queda el sueño de despertar entendiendo que el límite es el cielo. En la vida sufrimos y perdemos, cometemos errores y tenemos victorias. Tenemos buenos recuerdos pero también hay cicatrices,  aquellas que pagamos por ser de esos q no saben decir no, que siempre ayudan, que siempre pueden. Pero nadie ha dicho que eso sea malo, de todo se aprende y lo que tengo claro es que algún día moriré  como todos pero hoy sé que vivo como solo unos pocos porque me niego a vivir la rutina, a desperdiciar mi juventud, a entregarme a los placeres del mundo que son vanos y pasajeros, Dios me creó,  por Él y para Él vivo y viviré.  Me da miedo quedarme quieta y sé que a veces me muevo más de lo que debo pero prefiero pecar mil veces por  pasarme que pecar por no llegar. Yo  prometo seguir poniéndole empeño.

Al querido lector le pido que no Juzgues, no trato de llamar la atención, no escribo por ti ni por mí, lo hago porque aprendí que un hombre es lo que es y no puede dejar de serlo y aunque trate cambiar mil cosas de mí, esta soy yo. La que se mueve, la que se ríe a carcajadas, la que sueña, la que se alegra y salta de emoción, con la que se puede conversar de todo y la que habla mucho, a veces más de la cuenta, la sensible, la que habla duro, la que llora, la que tiene miedos, la compradora… La que ama a Dios con todo su corazón.

8/4/15

¿COMO ES ELLA?


Sandra Milena Valenzuela Valencia, 21 años de edad.
Tecnóloga en producción industrial y actualmente estudiante de pregrado de Administración de empresas.

Una niña común y corriente con uno que otro pensamiento alocado, amigable, sociable, reilona, tierna, sensible, y a ratos malgeniada. 

Es una mezcla de sentimientos bonitos y otros no tan buenos, una mujer llena de miedos, quizá inseguridades pero a la vez apasionada y arriesgada (Sólo en algunas cosas)

 
Su mirada siempre va hacia arriba, llora, sufre pero también se goza de las alegrías, es una niña normal como todas las demás pero con algo adicional, su Fe en Dios. Le apasiona servir a la gente, ser ese instrumento para ayudar a los demás en lo que más pueda.

Sabe que no es perfecta y como todo ser humano está llena de defectos, aún así trata de dar lo mejor de sí. Es juzgada y señalada por muchos, quizá quienes no la conocen se hacen otra perspectiva y eso le afectaba hasta que entendió que esos son solo pensamientos abstractos que cambian cuando las personas deciden acercasen y conocerla.



Ella no cree en los agüeros, ni la magia ni la suerte, pero abundando un poco en algunas lecturas encontró algo que la puede definir mas afondo.

Es de signo géminis, eso le han dicho desde que tiene uso de razón y aunque no le da importancia a cuestiones como alineamientos de planetas o lo que diga su horóscopo pues abundando en una lectura se identificó con lo siguiente y puede ser de ayuda para todos los interesados por una niña "GÉMINIS"

¿COMO ES ELLA?

"Debes saber de antemano que vas a pasarlo fantásticamente porque ella es divertida, inteligente, buena compañera de travesuras, de viajes, de vida. Con ella se puede conversar de todo, a veces más de la cuenta, ya que en realidad va ser difícil que se quede callada. Le gusta bailar, moverse y además es culta, comunicativa, tiene la risa fácil, pero -siempre hay un pero-... no esperes que con esas inmensas virtudes sea un ama de casa modelo: las tareas domésticas por lo general la aburren aunque como mamá sea divina.

Tenga veinte, treinta o sesenta en cierto modo la mujer Géminis seguirá siendo una nena toda la vida, una nena que no se queda quieta ni un minuto, bastante caprichosa y muuuuuuuy indecisa, elegir ropa a su lado suele ser una experiencia agotadora, al menos para cualquier hombre en su sano juicio. Y si es así cuando sale de compras ¡ni qué hablar cuando se trata de elegir compañero!... Duales, indecisas, variables, dúplex en todo, muy difíciles de entender, aunque no tanto de complacer, son ideales para varones que quieran romper con la formalidad.


Con ella lo mejor es improvisar y no esperar que hoy diga, piense ni sienta lo mismo que ayer. Imposible aburrirse, entonces, aunque esta forma juguetona de enfrentar la vida le cause miedo al noventa y nueve por ciento de los hombres.

Para atraerla lo primero es no cansarla, variar de táctica no bien ella parezca desconectada, ausente. Lo segundo y esencial es darle libertad, toda la que quiera, porque aunque cada tanto se vaya lo cierto es que no se alejará demasiado. Lo tercero es pasear, salir con amigos, hacer un curso juntos o seducirla con citas inteligentes de libros que no se han leídos.



¡Para ella en la variedad está el gusto!. "


22/1/15

El Error fue Callar


Una se pasa la vida llena de miedos, viviendo momentos pero atada quizá a u mural de llantos y desconsuelos, ni más ni menos; atada a la peor palabra que pueda existir, "Miedo".

El desatarnos cuesta, cuesta soltar y quizá cuando estamos al tope de lograrlo pasa algo que te hace aferrar a esos miedos de nuevo, y vuelve tan fuerte que ya no sabes hacia qué dirección correr.

De hecho a veces ni se puede correr, estamos atrapados en nuestros sueños, en nuestras ganas de querer y no poder, en un sentimiento efímero que se ahoga por el temor.

...Y temor de qué o a qué? Temor no tanto de volver a lastimarte si no temor de ser esa piedra causante de la herida en el zapato del otro.

Pasa el tiempo y quieres correr contra viento y marea, cortar los nudos del temor y lo intentas, pero fracasas una y otra vez, es así como después de cada intento fallido vuelves a ese estado inicial donde te consumes en llanto, en tristeza y fracaso. No sabes si hacías lo correcto o si por el contrario tener la vida llena de miedos es lo indicado. ¡Vaya! pero quien quiere una vida así? Y a veces la tenemos no por elección, si no porque después de tanto "querer y no poder" decides aislarte. Decides dejar que los temores te aten echando una profunda raíz.

Es un estado de soledad, estado de inmadurez, quizá. Pero aprendes, aprendes a valorar y sobre todo a darte cuenta que te falta crecer, te falta tener alas para empezar a volar. Sabes que hay un mundo nuevo pero prefieres callar, por temor a volver a fracasar o a ser ese puñal que vuelva a traspasar un corazón... prefieres callar.

Hubo un momento para decir la verdad, despojarse de tanto temor y poner a la luz el motivo por el cual no podías avanzar, hubo un momento en que a gritos te decían ¡DIME LA VERDAD! ¡DIME EL PORQUÉ DE TUS MIEDOS! Pero Tú con una y otra caída, ya no querías volver a lastimar.

Ahora pienso, y puede que las cosas hubieran cambiado. Puede, pero esta es la realidad.

Una tarde fría, un café expreso y el abrazo de la soledad.